Problemas de red

De Huayra
Saltar a: navegación, buscar

A continuación se exponen algunos de los problemas de red frecuentes y sus posibles soluciones:

Contenido

Otros usuarios no pueden conectarte a Internet

Si ha establecido una conexión de red, pero otros usuarios del equipo no podes conectarte, probablemente no están introduciendo la configuración adecuada cuando intentan conectarte. Por ejemplo, si tiene una conexión inalámbrica, podes que no esté introduciendo la contraseña correcta de seguridad inalámbrica.

Podes hacerlo de modo que todos puedan compartir la configuración de una conexión de red una vez que la hayas creado. Esto significa que sólo es necesario configurarla una vez, y todos los demás en el equipo serán capaces de conectarse a ella sin necesidad de contestar ninguna pregunta. Para ello:

  1. Pulsá el Icono de Configuración del sistema en el Panel Superior a la derecha.
  2. Abrí la Red y seleccioná Cableada o Inalámbrica de la lista a la izquierda (dependiendo de qué conexión de red quiera cambiar).
  3. En la lista desplegable Nombre de red, seleccioná la conexión que querés que esté disponible para todos los usuarios y después pulsá Configurar.
  4. Seleccioná Disponible para todos los usuarios y pulsá Guardar. Tendrás que introducir tu contraseña de administrador para guardar los cambios. Solo los usuarios administradores pueden hacerlo (Ver los privilegios del administrador).
  5. Ahora otros usuarios del equipo podrán usar esta conexión sin entrar en más detalles.

Otros usuarios no pueden editar las conexiones de red

Si podés editar una conexión de red pero los demás usuarios de tu equipo no pueden, podés establecer que la conexión esté disponible para todos los usuarios. Esto permite que cualquier usuario del equipo pueda conectarse usando esa conexión, pero sólo aquellos usuarios con permisos administrativos podrán cambiar sus opciones (Ver los privilegios del administrador).

La razón para ésto es que, ya que todos los usuarios se ven afectados por el cambio, sólo los usuarios de confianza (administradores) deberían poder modificar la conexión.

Si es necesario que otros usuarios sean capaces de cambiar las conexiones por ellos mismos, tenés que hacer que la conexión no esté disponible para todos en el equipo. De esta forma, cada uno podrá gestionar sus propios ajustes de conexión en lugar de depender de una configuración compartida, en todo el sistema, para la conexión.

Para que la conexión no se comparta nunca más:

  1. Pulsá en Icono de Configuración del sistema en el Panel Superior a la derecha.
  2. Abrí Red y elegí Cableada o Inalámbrica de la lista en el lado izquierdo, dependiendo de qué conexión quieras cambiar.
  3. De la lista desplegable Nombre de red, seleccioná la conexión que querés que esté disponible para que todos los usuarios puedan gestionarla o editarla por ellos mismos, y después pulsá Opciones.
  4. Deberás introducir tu contraseña de administración para cambiar la conexión. Solamente los administradores pueden hacerlo.
  5. Deseleccioná Disponible para todos los usuarios y pulsá Guardar. Ahora otros usuarios del equipo podrán gestionar la conexión por ellos mismos.

No puedo ver mi red inalámbrica en la lista

El hardware inalámbrico puede estar apagado o roto, puede haber muchas redes inalámbricas cercanas, o puede estar fuera de rango.

Hay una serie de razones por las que podría no ser capaz de ver la red inalámbrica en la lista de redes que aparece al pulsar en el ícono de red en la barra superior.

  • Si no se muestran redes en la lista, el hardware inalámbrico puede estar apagado, o puede no funcionar correctamente. Asegurate de encenderlo.
  • Si hay muchas redes inalámbricas cercanas, la red que buscás puede no estar en la primera página de la lista. Si este es el caso, buscá en la parte inferior de la lista por medio de la flecha que señala hacia la derecha y pasá el mouse sobre ella para visualizar el resto de las redes inalámbricas.
  • Puede estar fuera del rango de la red. Intentá acercarte a la estación base inalámbrica/enrutador y mirá si aparece la red después de un tiempo.
  • La lista de redes inalámbricas tarda en actualizarse. Si recién encendiste el equipo o te has movido a una ubicación diferente, espere un minuto y compruebe si la red ha aparecido en la lista.
  • La red puede estar oculta. Necesitarás conectarte de una manera diferente si es una red oculta.

¿Por qué mi red inalámbrica permanece desconectada?

Es posible que tengas baja señal, o la red podría ser la que no te permite conectarte correctamente.

Es posible que se desconecte de una red inalámbrica a pesar de querer mantenerse en contacto. Tu equipo normalmente intenta volverse a conectar a la red tan pronto como esto ocurre (el ícono de red en el Panel Superior girará o parpadeará si está tratando de volver a conectar), pero puede ser molesto, especialmente si estás utilizando Internet en ese momento.

Señal inalámbrica débil

Una razón común para desconectarse de una red inalámbrica es que tiene señal baja. Las redes inalámbricas tienen un alcance limitado, por lo que si están demasiado lejos de la estación de base inalámbrica, puede que no sea capaz de obtener una señal lo suficientemente fuerte como para mantener una conexión. Las paredes y otros objetos que se encuentren entre vos y la estación base también pueden debilitar la señal.

El icono de red en el Panel Superior muestra la cantidad de señal inalámbrica. Si la señal se ve baja, tratá de acercarte a la estación base inalámbrica.

La conexión de red no está establecida correctamente

A veces, cuando te conectás a una red inalámbrica, puede parecer que se ha conectado correctamente al principio, pero luego se desconectará. Esto sucede normalmente porque el equipo obtuvo sólo un éxito parcial en la conexión a la red. Gestionó cómo establecer una conexión, pero no pudo finalizar la conexión por alguna razón y la desconectó.

Una posible razón para esto es que hayas introducido la contraseña inalámbrica mal, o que el equipo no tenga permisos en la red (ya que la red requiere un nombre de usuario para iniciar sesión, por ejemplo).

Controladores o hardware inalámbrico poco fiables

Algunos equipos de red inalámbrica pueden ser poco fiables. Las redes inalámbricas son complicadas, por lo que las tarjetas inalámbricas y estaciones base de vez en cuando tienen problemas de menor importancia y pueden perder la conexión. Esto es molesto, pero ocurre con bastante regularidad con muchos dispositivos. Si se desconecta de conexiones inalámbricas de vez en cuando, esta podes ser la única razón. Si esto ocurre con mucha frecuencia, es posible que desee considerar el uso de hardware diferente.

Redes inalámbricas ocupadas Las redes inalámbricas en lugares concurridos (escuelas y cafeterías, por ejemplo) a menudo tienen muchos equipos tratando de conectarse con ellas a la vez. A veces estas redes están demasiado ocupadas y no son capaces de manejar todos los equipos que están tratando de conectar, por lo que algunos de ellos se desconectan.

Parece que Internet va lento

Es posible que se estén descargando otras cosas, que tengas una conexión pobre o incluso puede ser la hora del día.

Si estás usando Internet y parece muy lento, existe un cierto número de cosas que pueden estar causando la lentitud.

Probá cerrar el navegador web y volverlo a abrir y desconectarte de Internet y volver a conectarte de nuevo (al hacer esto se restablecen un montón de cosas que podrían ser la causa de que Internet funcione lentamente).

  • Tiempo del día ocupado
    Los proveedores de Internet a menudo configuran las conexiones a Internet para que sean compartidas entre varios hogares. Incluso aunque vos te conectes de forma independiente, mediante tu propia conexión por línea telefónica o cable, es posible que estés compartiendo tu conexión a Internet en la central telefónica. En tal caso, si hay muchos vecinos accediendo a Internet al mismo tiempo que vos, es posible que notes una bajada de velocidad. Seguramente lo notes en los momentos en los que haya más probabilidad de que tus vecinos estén usando Internet (por las noches, por ejemplo).
  • Descargar muchas cosas a la vez
    Si vos o alguien más está usando tu conexión a Internet y descargando varios archivos a la vez, o viendo vídeos, la conexión a Internet podría no ir lo bastante rápida como para satisfacer las peticiones. En tal caso, la notarás más lenta.
  • Conexión poco fiable
    Algunas conexiones de Internet son poco fiables, especialmente las temporales o en áreas de alta demanda. Si estás en una cafetería llena de gente o en una escuela que tiene conectividad, la conexión a Internet podría estar demasiado cargada o simplemente no ser fiable.
  • Señal de conexión inalámbrica baja
    Si estás conectado a Internet en modo inalámbrico (Wi-Fi), comprobá el ícono de red en el Panel Superior para ver si tenés buena señal inalámbrica. Si no, Internet puede parecer lento porque no tiene una señal suficientemente fuerte.
  • Usar una conexión móvil a Internet
    Si tenés una conexión móvil de Internet y notás que va lenta, puede que te hayas trasladado a una zona en la que la recepción de la señal es pobre. Cuando sucede esto, la conexión a Internet cambiará automáticamente de forma rápida de una conexión «de banda ancha móvil», tipo 3G a una conexión más fiable, pero más lenta, como GPRS.
  • El navegador web tiene un problema
    A veces los navegadores web encuentran un problema que les hace ir despacio. Esto puede ser por varias razones; podés haber visitado un sitio web que el navegador tiene dificultades para cargar, o podés haber tenido el navegador abierto durante mucho tiempo, por ejemplo. Intentá cerrar todas las ventanas del navegador y abrirlo de nuevo para ver si hay diferencias.